“MI VIDA COMO LESBIANA”

MIRIAM /

“MI VIDA COMO LESBIANA”

“Me llamo Miriam y tengo 25 años. Soy lesbiana. Desde niña me di cuenta de que era lesbiana porque me gustaban otras niñas. Cuando terminé la secundaria, durante las vacaciones, mis padres se dieron cuenta o se enteraron de que era lesbiana porque escuchaban rumores de las personas y porque veían que mi novia me visitaba. Cuando me preguntaron, lo negué, así que hicieron que mi hermano hiciera que su amigo se hiciera mi novio, a mí no me gustaba pero lo acepté y empecé a fingir para que olvidaran lo que habían escuchado porque aun quería a mi familia y quería seguir estudiando.

Llegó el momento en el que mi ‘novio’ quería tener sexo y yo me negaba, le daba vueltas al asunto siempre que me preguntaba o hablaba sobre el tema, hasta que se cansó y fue y le contó a mi hermano. Mi hermano fue y le dijo a mi familia y ahí fue cuando empecé a vivir en el infierno. Cuando me entregaron mis resultados me había ido bien pero no pagarían mi matrícula de la Universidad así que tuve que decirles la verdad sobre lo que sentía por las mujeres.

Organizaron una reunión familiar para planear cómo podrían volverme heterosexual y hacer que dejara de comportarme de esa manera tan horrible. La familia decidió organizar una violación colectiva y yo no sabía nada, ellos querían que pareciera que lo habían hecho otras personas. No querían que supiera que eran ellos quienes la habían planeado. Mi hermano era el líder de todo el plan y mi madre no sabía nada porque ella siempre estuvo de mi lado. Me violaron y lo malo es que salí embarazada, pero agradezco a Dios no haber sido infectada con VIH. Se enteraron de que estaba embarazada y sabían que abortaría así que mi hermano me mandó a casa de mis tíos porque si me quedaba en casa mi madre me ayudaría a abortar porque ella me apoyaba. Mi tío se aseguró de que no saliera de la casa hasta que diera a luz.

Tuve mellizos, así que pensaron que me habían curado. Mi novia estuvo ahí para mí y me apoyó durante esa época hasta que di a luz. Ella venía a casa de mis tíos y me traía cosas así que después de dar a luz un día mi hermano la encontró en casa de mis tíos porque ella había ido a visitarme, mi hermano les dijo que yo seguía siendo lesbiana y que mi novia y yo seguíamos viéndonos. Me confrontaron y me preguntaron si seguía siendo lesbiana, les dije de una vez que nunca sentiría nada hacia los hombres, que jamás amaría a los hombres. Les dije que ya tenía a quien amar y que ella me amaba también.

Decidieron renegarme, me echaron de la casa y me dijeron que me fuera con mis hijos. Dijeron que era un mal agüero para la familia. No conozco al padre de mis bebés pero los amo muchísimo, uno de ellos es asmático y eso me asusta mucho. No pude terminar de estudiar a pesar de que me fue bien en mis exámenes”.

La historia de Miriam fue publicada originalmente en Kuchu Times – Bombastic Magazine

Share this story:Share on FacebookTweet about this on Twittershare on TumblrEmail to someone