LGB150306P_00526-2

Joseph /

“Mi nombre es Kawesi Joseph, soy activista LGTBI y trabajo con COPTEC como Director Ejecutivo. Esta organización fue fundada para ayudar a miembros LGTBI de base afectados por el VIH/SIDA. También soy portador de VIH/SIDA como consecuencia de una violación.

El 30 de diciembre de 2012 unos policías dirigidos por Mohammad Kirumira, el oficial a cargo de la estación de policía Kawempe en ese momento, llegaron a la habitación que rentaba y me arrestaron diciendo que yo encabezada unas organizaciones gay en Bwaise. Empezaron a torturarme usando un arma para golpearme. Le pregunté a Kirumira porqué me arrestaba y me dijo que yo estaba promoviendo organizaciones gay en Bwaise, y me esposaron. Atravesamos toda el área de mi residencia mientras las personas que observaban me escupían y gritaban que estaban cansados de que gente inmoral como nosotros viviera en su zona, me escupían y me insultaban. Después de haber recorrido cierta distancia hacia la estación, cuando ya habíamos llegado a la zona de Kimombasa, en una esquina oscura, el oficial a cargo le ordenó a un grupo de hombres que insertaran un bastón/palo lleno de aceite en mi ano, lo hicieron, lo que me hizo sangrar y me causó mucho dolor. Luego de eso me llevaron y me lanzaron en una celda donde pasé dos semanas. El oficial Kirumira fue al lugar donde yo vivía y trató de sobornar a mis amigos para que fueran a golpearme por haberlos hecho ser homosexuales, pero ellos se negaron a hacerlo ya que eran buenos amigos míos. Después de dos semanas Frank Mugisha y otros abogados de la Sociedad LGTBI de Uganda me sacaron de la cárcel y me llevaron directamente al Hospital Nacional Mulago para que me curaran. Ahí pasé cuatro meses con mucho dolor y sangrado rectal, a pesar de que estaba en tratamiento. Luego me dieron de alta y fui a casa donde un amigo mío quien siguió cuidándome para que pudiera sanar bien. Mi casa estaba inundada de un olor extraño debido a mis heridas, pero luego sané.

Desde ese entonces tengo pesadillas constantemente cuando recuerdo lo que me pasó y a veces tengo ganas de suicidarme por este dolor profundo que siento, causado por todo lo que he vivido”.

Share this story:Share on FacebookTweet about this on Twittershare on TumblrEmail to someone