“Hombre ugandés orgulloso de ser gay”

ANÓNIMO /

“Hombre ugandés orgulloso de ser gay”

“Mi intención no es ofender a nadie con ninguno de estos comentarios, con el debido respeto diré todo esto como un hombre ugandés orgulloso de ser gay. Soy Mugisu y participé en los rituales de iniciación Imbalu (circuncisión) a la hombría. Todos somos gente inteligente, culta y educada. He leído toda la información. Fui criado en una familia cristiana, católica y protestante. Soy padre de una niña de 16 años y cuido de 8 huérfanos, hijos de mis dos hermanos fallecidos, y también soy temeroso de Dios. Soy maestro y consultor de viajes de profesión, y hoy soy un empresario exitoso en Kampala.

Luché conmigo mismo hasta los 20 años, cuando me rendí por completo y escuché a mi corazón. Recé y le pedí a Dios que me cambiara. No hay ningún precio que se pueda pagar para poder soportar que te pongan sobrenombres, que te vean como un marginado, discriminado y apartado de la sociedad y esa es la razón por la que salimos y pedimos que nos respeten y nos acepten como a cualquier otro ser humano. Algo que debemos aceptar es que el sexo está en el cerebro y como o donde lo ponemos o cómo lo haces te llevará a sentir placer.

Hablamos de cultura y religión; hablamos de proteger a nuestras familias. Sí, se han hecho muchas preguntas respecto al adulterio, a la fornicación, etc. Algunos fanáticos religiosos han ido tan lejos que ahora orientan mal a quienes los escuchan. Incluso la Biblia dice ‘Te he dado sabiduría y conocimiento’. ¿Por qué gastar tanto tiempo creando y promoviendo odio entre los ugandeses? ¿Queremos que haya un genocidio en Uganda? ¿Quieres una Uganda donde haya asesinatos que el Estado ordene y apoye? Por amor a Dios. 50 años han pasado desde la independencia y aún nos aferramos a las leyes introducidas por el colonialismo. ¿Mientras ellos avanzan para rectificar y desarrollarse, nosotros seguimos luchando para tener leyes que ordenen matar o encarcelar a una persona por sus actos sexuales, por cómo se viste, por lo que lee o no? ¿Eso que tiene que ver con la falta de insumos en los hospitales, la corrupción? ¡Servicio pobre e infraestructura pobre!

Los mismos donantes a los que condenan han apoyado nuestro presupuesto por muchos años. Muchas carreteras, escuelas y hospitales las ha financiado la comunidad occidental. Muchos fondos que han donado han sido malversados. Todo lo que piden los países occidentales es que se respeten los derechos humanos. Hoy en día el Estado quiere controlar cómo se viste la gente. De nuevo, no actuemos bajo nuestra ignorancia. Algunos de nosotros nos apresuramos por viajar a estos países “maleducados” y cuando llegamos allá, no queremos regresar a casa. ¿O es que tal vez deberíamos volver a usar ropa hecha de tela vegetal, todo en nombre de la cultura? ¿Por qué no podemos concentrarnos en el desarrollo? Los homosexuales hemos contribuido al desarrollo de este país y somos trabajadores. Los miembros del parlamento y del gobierno pueden enviar a sus hijos al exterior para que vivan allá. Cuando señales a alguien, mira a quien apuntan el resto de tus dedos. Dejemos de decir mentiras sobre los homosexuales de una vez por todas.

Por último, mi orientación sexual no ha afectado de ninguna manera la forma en la que crio a mis hijos. Como homosexuales puede ser que difieran nuestras preferencias sexuales, pero nuestra mentalidad es la misma. Cómo amamos y vivimos no es diferente de lo que la mayoría llama normal o aceptable. Todos somos ugandeses y pagamos impuestos, somos empleadores y empleados. Mi consejo es que hagamos más énfasis en la credibilidad y capacidad de dar de los demás en vez de en lo que hacen en sus habitaciones o quiénes son. ¿Qué harías si tu hijo o hija es gay? Estos son tus hijos y es difícil entender por qué los condenas sin piedad”.

Esta historia fue publicada originalmente en Kuchu Times – Bombastic Magazine

Share this story:Share on FacebookTweet about this on Twittershare on TumblrEmail to someone